Decisiones #Buenviernes

Antes de los 18 pensaba que las decisiones más importantes serían: elegir mi profesión y mi pareja. Esa reflexión viene de saber que para mí, lo más importante, es el tiempo de vida, el cual a veces es una inversión y otras  un gasto. Y a lo que te dediques y con quien compartas el tiempo libre, se vuelve la base de tu proyecto de vida.

Ahora me tomo las cosas con menos expectativa, porque vivir con apegos agota. La salud por ejemplo; que es uno de los ejes que guían nuestras decisiones; está solamente influenciado por nuestras acciones, pero determinado en muchas ocasiones por el azar de la suerte, o una mala reproducción celular, sin que podamos hacer nada al respecto.

Ante ésa incertidumbre, he aprendido a rendirme ante las circunstancias, pelear mis batallas, y abandonar otras. Cuando te digan que no te rindas, el tiempo y la experiencia te darán la respuesta a tus preguntas, y sabrás que saber rendirse, también es un arte que viene con los años.