El Fight Club de México


No creo que la agresión sea un estado natural del ser humano, tampoco el de las bestias. Sin embargo, tenemos la capacidad de ser violentos para poder sobrevivir. También la agresión es una forma de diversión, de acabar con el desanimo y frustraciones internas. Las peleas en éste caso, son un camino a la producción de adrenalina, que nos provoca un estado eufórico natural, y nos permite sentirnos más "vivos" sin tener que ingerir algun estimulador. 

Creo que el argumento de las tradiciones, se quedan cortos ante la necesidad humana de encontrarle un sentido a la existencia, en un lugar desolado, que irónicamente es llamado "La Esperanza". 

Si nos parece brutal, aberrante e ignorante, el ritual de las peleas para pedir lluvia. Hay que recordar que todos vivimos en mundos personales, creados por nosotros mismos y los que nos rodean. La normalidad se reinterpreta constantemente y se adapta siempre, al tiempo, lugar y población.

Una de Sangre por una de Lluvia. Video.

My Instagram