Eres lo que comes

No solo lo que comes, sino lo que lees y lo que escuchas.

“Cómo tú te llamas yo no sé 
De dónde llegaste ni pregunté 
Lo único que sé, es que quiero con usted 
Quedarme contigo hasta el amanecer”. 

Lo sé, el reggaeton es un gusto culposo, son esas canciones con buen beat, y en muchas ocasiones con una letra estúpida y llena de clichés. No escuchas ésta música para ponerte a reflexionar sobre el significado de la vida. "If the beat's allright, you will dance all night”. Y ésta bien, no tiene sentido en detenerse a pensar en la letra de la canción. Un momento… tiene todo el sentido detenerse a pensar en lo que estamos escuchando. 

Si pensamos en una situación secuencial con la consecuencias de no preguntarle a alguien como se llama pero decirle que “quieres con esa persona” sin saber ni su nombre, es muy posible que la segunda parte de la primer canción sería esto. 

“I'm too good to you
I'm way too good to you
You take my love for granted
I just don't understand it
No, I'm too good to you
I'm way too good to you
You take my love for granted
I just don't understand it”. 

Keep the beat, mind the lyrics. 


My Instagram