Pasión Vs Razón

Las emociones y no la razón, es lo que mueve a las personas. Si queremos promover una causa, atendamos primero la emoción y luego la razón. 



NO ERA PENAL

No pretendo hablar sobre el Mundial o el Futbol, solo quiero dejarlos con una reflexión. Veamos la vida como un partido de 90 minutos, y sustituyamos a esos minutos por años, y consideremos a la vida como un juego de 90 años. 
Al final del partido, y en ésta etapa de mi vida, parece que siempre querré las mismas cosas: estar dentro de la cancha, exponerme a las lesiones, recuperarme de fracturas, respetar las reglas para poder ser parte del juego, motivar y apasionar a mis compañeros, esforzarme por lograr algo que trascienda a mi existencia y volverme parte de la historia, luchar por un ideal y ser feliz.

No vine a jugar éste partido pensando en lo injusto de las reglas o los errores que se cometen al aplicarlas, así funciona la vida, es abierta, dramática, sin compasión y explicación alguna. Esta llena de penales, algunas reales, otros inventados, y al final solo tendremos dos opciones: ponernos el uniforme y salir a jugar, o quedarnos en la banca lamentándonos y esperar, esperar y esperar...

ESTE MOMENTO

Todos sufrimos a diario: preocupaciones, pendientes, ansiedades, nos sentimos abrumados, irritados, enojados, frustrados, deseando que las cosas fueran diferentes. Nos comparamos con otros, pensando que nos estamos perdiendo cosas, deseamos que algunas personas sean de otra forma, nos sentimos ofendidos, solos, con miedo al fracaso, sin ganas de hacer algo, deseando tener menos peso o senos más grandes o músculos más grandes, molestos de ser controlados, deseamos encontrar nuestra pareja ideal, o queremos que nuestra pareja actual sea más perfecta, nos estresamos por problemas financieros, no queremos pensar en nuestros problemas, no sabemos como arreglar algo que está mal en nuestras vidas, indecisos sobre el rumbo que debemos tomar, hacemos una y otra cosa con mucha prisa y en ocasiones no nos gustan esas actividades. 

Y a pesar de todo. Éstos "problemas", son creados por nosotros mismos.

Son reales, pero nuestra mente los ha creado. Los problemas están en nuestra cabeza, creados por un ideal/fantasia/expectativa de cómo deseamos que sean las cosas, o al menos esperamos que sean de una u otra manera, pero nos da miedo pensar que sean diferentes. Todo eso, solo está en nuestra mente.

Intenta lo siguiente solo por un minuto: deja ir todo por un momento y solo presta atención a lo que te rodea. Tu cuerpo, la luz, los sonidos, el lugar donde estás sentado, las cosas que se mueven o se quedan quietas a tu alrededor. No pienses en como deben ser, solo observa como son.

Pon atención al momento presente como es, sin todas esas cosas que te tienen frustrado/preocupado o molesto. Deja ir todo eso y solo pon atención al momento presente. Este momento  

Todo es perfecto, así como lo es, en éste momento.

Acepta éste momento. Atesoralo. Es real y es maravilloso.

Puedes volver a tus preocupaciones, en algún otro momento. 

Traducción por Diego Urías de: This Moment de Leo Babauta

Como herramienta, está el sitio de internet. http://thequietplaceproject.com/thequietplace

MAGNOLIA


LOS TOPES

"Duermientes vigilantes de calles olvidadas, vestigios transparentes de una sociedad ensimismada". 
Un tope para mí siempre ha sido un ejemplo de retraso, un sargento rígido y sin consideraciones que no confia en nuestra educación o la buena voluntad. Hay tres o cuatro separados por menos de 10 metros en una misma calle y me pregunto: ¿Qué tragedias habrá vivido ese vecindario para aplicar tal rigor a sus visitantes? o peor aún, tal vez ya olvidaron porque los pusieron ahí.
De mí casa al trabajo he diseñado una ruta que no tiene que ver con tiempos, semáforos o baches; sino con topes, y transitarla me hace sentir en el primer mundo, donde el órden existe porque las reglas se aplican y no necesitan de testarudos obstáculos que me hacen brincar en el asiento y golpean la suspensión de mí automóvil. 
Los hay negros, amarillos o una combinación de ambos, otras veces están desnudos y se aparecen como sorpresivas rampas de velocidad que te hacen mentar la madre. 

He llegado la conclusión de que los topes son reminiscencias de una libertad coartada, soportados por una indiferencia colectiva, sin otro propósito más, que la costumbre de instalarlos. 

OLD TOWN SAN DIEGO


LA INEVITABLE CONDENA DE SENTIR

Hay personas que vienen a este mundo a compartir lo que sienten a través de una pluma, o diría hoy en día un teclado. La primera historia la escribí a los 8 años en una libreta de hojas amarillas que mi padre utilizaba para desarrollar el plan de productividad de la maquila en la que trabajaba 8 horas díarias más 4 extras que eran pagadas al doble, ya que de lo contrario el dinero no alcanzaba.

Entre las hojas amarillas, había números y figuras, en las cuales se describía el proceso de cosido de una bolsa Louis Vuitton, que era manufacturada por una trabajadora a la que se le pagaba en ese momento a 8 pesos el día, para después ser vendida en alguna boutique en los Estados Unidos. En medio de esa situación de la cual yo no era consciente, me abrí paso para contar mi historia y narrar una memoria contada por mis padres una y otra vez en reuniones familiares de la cual obviamente yo no tenía ningún tipo de recuerdo por haber sucedido en mi infancia.

A partir de ese momento, descubrí que leer y escribir era lo mío. Era el lugar donde podría fugarme de realidades y viajar a mundos antiguos. Robinson Crusoe fue mi primer libro bajo el brazo. El que llevaba a todas partes en lugar de canicas en los bolsillos.


Al pasar el tiempo me he dado cuenta que éste asunto de sentir cosas para después llevarlas al papel, es antes que nada una condena solitaria que necesita del silencio para existir. Para mí un poema, una prosa o un cuento, son antes que todo un invento, que necesita de un pobre diablo que se deja manipular en ideas para después de haberlas sufrido, quedarse vacío, observando letra a letra una imagen tan efímera y distante, que se vuelve tan extraña como el rostro de algún desconocido. 

FOLLOWERS Y LIKES

La creación de una comunidad no es una tarea fácil. Encontrar personas que se interesen por los mismos proyectos y mantenerlos comprometidos con una visión, es una labor diaria, que requiere autenticidad y planeación.

Las herramientas de la tecnología actual, nos han permitido lograr una propagación de contacto que hace unos años no hubiera sido posible. Personas públicas como cantantes o representantes populares, tienen la oportunidad de comunicarse de forma inmediata con sus seguidores.  Sin embargo, la mecánica de las relaciones personales se mantiene intacta a través de los años, es decir para lograr una verdadera conexión con otra persona, es indispensable entregarle: tiempo, atención, respeto, desinterés, honestidad y coherencia, con el objetivo de lograr una admiración mutua que derive en un compromiso social vaya más allá de un simple “click”.

Es indispensable comprender que herramientas como Kickstarter, son solamente un programa de software donde tus amigos que ya te conocen y saben de tu capacidad para desarrollar un negocio, te apoyan de forma pública. Sería equivocado concebir que un extraño nos daría dinero solo por una idea, sin antes tener un conocimiento previo de nuestra experiencia o al menos brindarnos su confianza sin tener alguna referencia de nuestro trabajo, esto dicho con sus probables excepciones, que serían un porcentaje mínimo dentro de un total.


La verdadera red social siempre estará en los ojos, los oídos y en el apretón de manos de las personas, no en las pantallas táctiles de smartphones o los teclados de las computadoras.  

¿Por qué la existencia de Batman e Iron Man no le convendría al mundo actual?

Al día de hoy, los super héroes solo existen en la imaginación de hombres que nos han entretenido con fantasías que se han vuelto aún más populares por los avances de edición y los presupuestos de Hollywood. Si bien, la fama de Marvel y DC Comics siempre ha estado presente, no es sino hasta hace unos años, que a través del cine, los contenidos de las historias de los comics han llegado a las masas volviéndose cada vez más populares.

Y digo al día de hoy, porque en un universo tan basto como el nuestro no me gusta pensar que estamos solos y que somos la única raza inteligente de ésta o las múltiples galaxias que pudieran existir.

Sin embargo, tomando la idea de estos personajes ficticios, me puse a pensar que pasaría, si existiera entre nosotros un Bruce Wayne o Tony Stark, como sería el impacto de la existencia de estos personajes. 


Como características principales encontraríamos:

1.- Estarían presentes en la lista de Forbes. Ya que al no tener super poderes, requieren de una enorme cantidad de recursos ecónomicos y poder político para realizar sus hazañas.

2.- Serían americanos. 5 del Top Ten de Billonarios son americanos.

3.- Sus empresas estarían relacionadas con inversiones y desarrollo de tecnología bélica. Ya que sería la base de su recurso para poder combatir el mal.

4.- Tendrían en promedio 60 años.

Estas son algunas de las características que deberían estar presentes de acuerdo al contexto actual. El problema de la existencia de estos súper héroes radicaría en lo siguiente:


1.- La producción de sus inumerables equipos bélicos se haría en China, utilizando mano de obra barata para poder mantener la acumulación de sus riquezas.
 
2.- El desarrollo de su tecnología podría destruir el mundo y desencadenar una tercera guerra mundial con capacidades nucleares.
 
3.- Sus empresas tendrían el monopolio de varias industrias de bienes básicos para países sub-desarrollados, manteniendo los niveles de explotación y pobreza existentes.
 
4.- Crearían un duopolio que probablemente podría derivar en una dictadura bipartita atendiendo a nuestra historia y la naturaleza humana.

No todo sería malo, tal vez nos podrían salvar de una invasión extraterrestre, sin embargo al tener 60 años, muy probablemente harían lo que hacen los líderes que dirigen guerras actualmente, darían solo órdenes a sus subordinados desde la comodidad de un búnker.

Los efectos del mundo capitalista sobre las masas son desafortunados, hoy en día nuestros super héroes para lograr sus objetivos, tendrían que llamarse Bud y Sam Walton y probablemente en lugar de ponerse trajes para salvar al mundo, instalarían una Wal Mart en cada colonia de nuestras ciudades.

No sé ustedes pero yo preferiría a un periodista ingenuo con un salario de $35 mil dólares al año, que luche incansablemente por combatir el mal. Sin embargo, mientras nuestro mundo éste aislado en ésta infinita galaxia y mantengamos el sistema político y económico existente, prefiero que los súper héroes, solo existan dentro de la imaginación de Bob Kane y Stan Lee. 

Lawrence Lessig y la corrupción del dinero.

Ser abogado es un privilegio que se disfruta poco a poco, en cada asunto que un cliente pone en tus manos, existe la posibilidad de crear nuevos procesos y usar herramientas que ya existen desde otra perspectiva. 

Es precisamente lo que busca Lawrence Lessig, al proponernos mejorar los sistemas democráticos que son manipulados principalmente por el dinero. La educación se convierte en el principal elemento indispensable para que una sociedad realmente funcione como una República. Actualmente el problema que enfrenta los Estados Unidos, es muy parecido al que vivimos en México. El candidato que llegará al puesto público, será el que tenga las mejores conexiones y obtenga los fondos suficientes para promocionarse en su localidad. 

Aun cuando los medios de comunicación actuales y las redes sociales han contribuido a la democratización en el acceso a los medios, es claro que los movimientos sociales requieren acciones y no "likes" en facebook o retweets. 

Una de las preguntas más frontales de Lessig en la siguiente presentación, es precisamente: ¿Que tanto queremos cambiar las cosas? La capacidad de lograr un objetivo es proporcional a nuestro deseo. Me gusta ésa frase y quisiera ser optimista, sin embargo también entiendo que a mucha gente le hace falta tiempo, y le sobra hambre. Cuando el primer objetivo del día es conseguir dinero para poder comer, la República se convierte en una preocupación de segundo plano.