Las personas que eramos.

Un buen amigo, que te conoce desde hace años, te recordará el mejor cumpleaños y la peor borrachera. Y tendrá una opinión de ti en base a tus acciones. Ése cúmulo de experiencias y recuerdos, juegan a tu favor y en tu contra. Porque obviamente, tus actos en ocasiones aportan cosas buenas y en otras, nacen meramente del egoismo. Entonces, si hasta celularmente nos renovamos, ¿Acaso seguimos siendo los mismos a través de los años?. 

Las redes sociales aportan un reto en ese aspecto, ya que un tweet tiene la capacidad de destruir la reputación en segundos, es decir que con 120 carácteres, el internet nos ha hecho creer que podemos emitir un juicio sobre el carácter de una persona y tener la capacidad de definirla. 

Lo anterior, dista mucho de la realidad, las personas si mantenemos costumbres, pero un maestro, un libro, una experiencia; nos cambia la perspectiva  y nos va convirtiendo en algo que no sabemos si será mejor o peor, para nosotros y los demás. Eso solo el tiempo lo dirá. 

Lo cierto es que la complejidad evolutiva de un ser humano, dificilmente podrá ser definida en un solo tweet y las redes sociales como cualquier otra actividad humana, necesitan experiencia, formación y educación para poder ser utilizadas como instrumentos de valor y aportación cultural. 

Empecemos pues, con el simple acto rebelde de decir: ésta voz, es mi voz. 

Elecciones 2017 #FraudeElectoral

Podríamos pensar que después de tener un personaje como Javier Duarte respaldado por el PRI. Un electorado indignado saliera a reclamarle a ese partido la desatención o desinterés que tuvo en el estado de Veracruz y solidarizarse emitiendo un voto de castigo. 

Pero en los castigos, alguien sufre, algunos pierden. Habrá que entender que las instituciones públicas y privadas que controlan los diversos estados y municipios del país, con sus aciertos y fallas, tienen la misma intención de que nada cambie, comparado contra aquellos, que necesitan un cambio, no sabemos si para bien o para mal; a veces solo necesitamos que pase algo y crear disrupción.
Como áquel que vive de espejismos de agua en el desierto para seguir teniendo motivos suficientes  para vivir y no abandonarse a la inanicion.

Decisiones #Buenviernes

Antes de los 18 pensaba que las decisiones más importantes serían: elegir mi profesión y mi pareja. Esa reflexión viene de saber que para mí, lo más importante, es el tiempo de vida, el cual a veces es una inversión y otras  un gasto. Y a lo que te dediques y con quien compartas el tiempo libre, se vuelve la base de tu proyecto de vida.

Ahora me tomo las cosas con menos expectativa, porque vivir con apegos agota. La salud por ejemplo; que es uno de los ejes que guían nuestras decisiones; está solamente influenciado por nuestras acciones, pero determinado en muchas ocasiones por el azar de la suerte, o una mala reproducción celular, sin que podamos hacer nada al respecto.

Ante ésa incertidumbre, he aprendido a rendirme ante las circunstancias, pelear mis batallas, y abandonar otras. Cuando te digan que no te rindas, el tiempo y la experiencia te darán la respuesta a tus preguntas, y sabrás que saber rendirse, también es un arte que viene con los años.  


ROBAR EL ALMA.

Hoy, recordando a mi abuelo, me puse a pensar en su ascendencia “yaqui”. Mi abuelo no es un yaqui de los que describe John Kenneth Turner en “México Bárbaro”, aquellos serreños de casi dos metros que se quitaban la vida antes de ser esclavizados. Pero su piel morena y sus historias sobre la casa con paredes de carrizo,  y  la cocina de horcones de mezquite donde la bisabuela calentaba las tortillas lo delataban.
Una historia que tiene mi padre cuando conoció a los yaquis, fue que llevó una cámara fotográfica para quedarse con algún recuerdo del lugar. Uno de los locales le advirtió que si la seguía utilizando, se la quitarían para destruirla. 
Cuando las cámaras se inventaron, había personas que tenían temor que les “robaría el alma” y en la foto se iría un poco de ellos para dejarlos con menos de sí mismos. La ironía es que bajo aquella suposición tal vez “ignorante” desde un punto de vista lógico, existe una filosofía profunda y con mucho sentido. He pasado horas en algún café observando personas tomándose selfies, o fotografiando la copa de vino, la comida, el lugar, etc. Para compartirla con sus amigos. Compartir mesa con una persona que pasa la mayoría del tiempo en su celular, es como estar con la antítesis de un fantasma. Tienes el físico, pero no está contigo, su alma fue robada por los likes, y los corazones de followers virtuales. 
No sé si los yaquis tenían el poder de la clarividencia, pero sabían que cada fotografía se llevaba un momento que tenía que ser vivido y no intentar encerrarlo para siempre en un instrumento yori. La vida les había enseñado que compartir, sentir y vivir, no rimaba con fotografiar. 


Ayer y Navidad

Me consterno ver a una niña de 13 años gritarle a su Mamá, diciéndole que ojalá se muriera, para que la dejara en paz. Tal vez, el impacto se dió más fuerte por que estamos en época de navidad. La Mamá solo la observaba, callada. No me imagino lo que pasaba por su mente. No tengo hijos, entonces solo puedo imaginar las emociones y sentimientos en su interior.

Las palabras dichas, son como las flechas lanzadas; no puedes deshacer lo hecho, solamente pedir perdón por ello.

Me quedé pensando en ¿Qué hacer? ¿Debe uno interceder en esos casos? ¿Es una cuestión familia en la cual no debemos meternos? ¿Cuál es la diferencia entre una persona que es golpeada físicamente y otra que es ofendida públicamente?

Es inevitable que en una época de reflexión se den roces familiares. Tampoco es extraño el sentirnos incómodos alrededor de personas con las que compartimos lazos sanguíneos pero posiblemente solo las veamos dos o tres veces en el año. Es perfectamente normal sentirse así, es aceptable no sentirse en "confianza" o incluso estar más contento cerca del mejor amigo, que del primo o del hermano.

La recomendación de mi parte. Encontrar temas de interés mutuo, y si no existen. Crearlos, hacerlos interesantes de tal modo que sean incluyentes y permitan una sana convivencia. Hay que prepararse para todo, no solamente para un éxamen, una entrevista o alguna presentación. Para que la navidad sea como en las peliculas, hay que tratarlas con el mismo rigor de dedicación. O en caso contrario, sea una veleta, relájese, tómese una copita con moderación, encuentre su punto de relajación y deje que todo fluya, no ofenda, no coma de más y por favor, no chingue a nadie, es Navidad.

Wakolda (2013) #mubi

Mi primera película de Lucía Puenzo, fue XXY, y jugando con su apellido, ambas han sido punzantes. Trastocan esa parte de uno, que lo regresa a un mundo real, del que en ocasiones elijo escapar. 


Me refiero a ese mundo de las noticias de nota roja, donde la impunidad está sometida a la cuenta bancaria. Donde la justicia es vapuleada por la cantidad de dólares que recibe en la cara de ojos vendados. 

Después de la película, se vuelve un muy buen complemento ver el documental de "el ángel de la muerte", ya que nos da una especie de "behind scenes".

El tema tratado con una delicadeza sutil, los elementos históricos presentes e incluso algunos otros fantásticos que siembran la semilla de la duda. 

Wakolda es una promesa que te captura a los 15 minutos, donde el infame Mengele es presentado como un tipo misterioso, muy amable y con una belleza enigmática que te invita a desvelarte y verla hasta el final. 

La carta de Efe Cakarel #MUBI

Si ya sé, que no es una carta personal, a lo mejor si fue personalmente redactada, pero hoy en día solo el puño y letra sería algo personal.

La comparto porque me parece muy buena la redacción y aún mejor la traducción. Asumo que fue escrita en inglés. 

Hola diego urias,

Quiero darte la bienvenida personalmente a MUBI, tu pequeña cineteca, abierta 24 horas.

En MUBI pensamos que en lo que deberías invertir tu tiempo es en ver cine del bueno (no en buscarlo!), así que te ofrecemos únicamente 30 películas, cuidadosamente escogidas y en constante rotación. Cada una está disponible por 30 días.

Cada día, cuando una película expira, otra nueva aparece. Despiadado, pero efectivo.

Además, puedes llevar MUBI contigo a donde vayas, aún sin conexión. Con nuestras apps de iOS y Android, descarga las películas para verlas mientras te mueves, y si estás en casa, puedes verlas en pantalla grande con tu TV inteligente o consola.

Así que bienvenido, estás en muy buena compañía y nos encanta tenerte aquí.

Pero prepárate para dormir un poco menos. MUBI lo vale.

Con cariño,
/efe
Fundador, MUBI



Navajazo (2014) #mubi

Una cortada que no dejar ver lo profundo, pero siempre dejará cicatriz. Así se siente la película de Ricardo Silva.


Originario de Guanajuato, y traído a Tijuana como muchos de nosotros, nos muestra lo que vemos día a día a través del cristal del vehículo y que preferimos ignorar.  Aquellos caídos que algunas fueron ángeles tal vez y otros que aún pretenden serlo en su propio mundo inventado. 

Ésta película la encontré en MUBI, y está a siete días de ser removida de la lista. Tenía meses sino años esperando encontrar algún remanso en donde descansar mis ojos para ver un poco más que señores de 40 vestidos en mallones. 

Podría decir que es la primera vez que veo etnoficción, pero no es cierto, todos tenemos ese amigo o familiar que actúa, se comporta y habla diferente cuando tiene una cámara enfrente y sabe que lo están grabando. Hace poco vi una etnoficción, donde un oficial de policía detuvo a un malandro y empezó a recitarle sus derechos constitucionales cuando vio la cámara del noticiero de la tarde. Creo que Ricardo nos trae un poco de eso, mejor armado, con buen sonido y bien editado. 



La flor de la abundancia (sin pétalos).

¿Qué nos lleva al uso o participación en esquemas piramidales?.En primer lugar diría, la falta de dinero y la expectativa de obtenerlo rápido y sin hacer ningún esfuerzo. Nuestra mente, aún y cuando no se encuentre cultivada con información suficiente para comprender que algo no “esta bien”, ha desarrollado de forma innata la capacidad de sobrevivir, y defendernos a través el sentido común. (Es por ello que sentimos miedo a las alturas).

Entonces, ¿Qué tendría que identificar nuestro sentido común para detectar las características de un esquema de fraude piramidal?

1.- La promesa es obtener con poco dinero, más dinero de forma rápida y sin hacer nada.
Reflexión: La inversión más “segura” que existe al día de hoy, es la inversión en CETES, y el rendimiento que otorga es de 5.5% por un período mínimo de un mes. En números; si inviertes 10 mil pesos en 30 días, tendrás menos impuestos una ganancia de $39.00 pesos.

2.- El método siempre exige que “reclutes” a más personas, esto es más víctimas al fraude. Ya que si no traes más personas al esquema, se colapsa y todos pierden.

3.- En el caso de la flor de la abundancia, se comete un abuso emocional, ya que utilizan palabras que persiguen reforzar la personalidad, la autoestima, y un falso “amor” por la persona que ingresa al esquema de fraude. Esto es; aprovechándose de que su “sentido común” está distraído por otros problemas familiares, personales o laborales. Estos “pétalos” aparecen en la vida de las personas, para traerle paz, tranquilidad a través de una salida rápida y sin esfuerzo.

Desgraciadamente este tipo de “fraudes” son difíciles de acreditar ante una autoridad, si no existen las suficientes pruebas de la afectación patrimonial del sujeto, y debido a que el esquema toma tiempo en colapsar, la mejor opción es estar informados para no participar en ellos y evitar promoverlos.


-->
El siguiente video, nos muestra como estos esquemas se han sofisticado con el tiempo, y algunas de sus características han sido adoptadas por las estructuras de ventas multinivel. Buena suerte y mucho ojo.




Godsend

Los que nos cuidan, 
Los que aullan,
los que duermen, comen y se despeinan. 
Los que nos siguen a todos lados, 
Los que persiguen nuestros pasos,
Los que usan el amor como mercancía de sustento. 

Los mercaderes del tiempo incondicional,
Aquellos que viven poco y suficiente. 
Los que dan todo sin pedir nada, 
no saben, no "entienden" otra forma de vivir. 

Compañeros de vida, mensajeros silenciosos de virtudes,
vidas ejemplares que llenan el corazón de gozo, 
predicadores de géneros que nutren el alma,
pequeños peludos de todos tamaños,
bailarines de tres vueltas antes de sentarse. 

No supe tu nombre, solo recuerdo el contraste,
de tus ojos amarillos, y el gris de tu pelaje. 
Vaya con Dios a ofrecerle compañía, gracias por la enseñanza,
y por regalarme uno de tus días.